Adherencia a la Humanidad

24 abril, 2011 § 1 comentario

Los seres humanos tenemos los dedos pulgares de las manos más cortos que los otros y en posición opuesta, lo cual nos permite realizar operaciones manuales complejas que otras especies no pueden hacer. Entre ellas, una muy importante: ordeñar las hembras de otros mamíferos, que es bastante más que amamantarnos. Eso nos llevó, hace mucho, mucho tiempo, a poder conservar la leche y elaborar el queso. Curiosamente, el queso es un alimento que tiene gran aceptación entre todas las especies animales. Ningún animal rechaza un buen festín de queso, sea de la variedad que sea. Todos hemos podido comprobar cómo el queso hace olvidar los instintos de prudencia más básicos al ratón, perder la compostura al perro junto a la mesa u organizar una expedición de conquista a todo un hormiguero. No digamos esos hongos que viven en él y lo hacen tan delicioso… Este extraordinario poder del queso se transfiere a la especie humana y me lleva a decir: Atención, humanos, nuestra supremacía sobre las otras especies durará mientras seamos los únicos productores de queso. ¡No permitamos que ninguna otra especie descubra los secretos de la elaboración del queso y dormiremos tranquilos!

Anuncios

§ Una respuesta a Adherencia a la Humanidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Adherencia a la Humanidad en Conócete a mí mismo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: