La merluza capitolina

3 junio, 2011 § Deja un comentario

Siguen las acampadas, las protestas y no es buen momento para la ironía. Tampoco prolifera la palabra certera: inmorales. Todo esto sucede, sucedía y ojalá no suceda más por la inmoralidad de los que recibieron el encargo de la comunidad de proteger sus asuntos, por otra parte evidentes, y basados en el sentido común. Inmorales.

Cambiando de tema, muy animadamente he bajado a Barcelona, donde todos me han dado a entender que eran ricos en crisis, es decir, críticos, y no podían relacionarse con pobres críticamente. Ya sé que la frase es un poco tensa. Entonces he visto lo que os quiero enseñar. La Merluza Capitolina, que amamanta a los fundadores de esa herencia insoportable pero extremadamente bella del mundo global. No es la foto de las Azores sino un momento de ternura que apacigua a las familias y reconcilia las parejas. La esencia misma del arte plástico: la naturaleza muerta.

La merluza capitolina

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La merluza capitolina en Conócete a mí mismo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: