Lecturas de verano.

22 julio, 2011 § 2 comentarios

Se asocia vacaciones a tiempo libre y tiempo libre a tiempo para leer, lo cual, interpretado literalmente, viene a querer decir que trabajar impide leer. Es decir, que el tiempo de lectura es el que nos ocupa precisamente el trabajo, y que el tiempo de ocio en época laboral no es precisamente para la lectura. Interesante.

Para seguir con ese tópico que no tiene el menor sentido, me sumaré a la legión de recomendadores de lecturas veraniegas con una selección de libros infalibles para hacer más inconsistente la percepción de la naturaleza domesticada de los lugares de veraneo:

La vida cotidiana en Grecia en el siglo de Pericles. Robert Flacelière. Ediciones Temas de Hoy, Madrid (1989)

La Barcelona de la dinamita el plomo y el petròleo 1884-1909. Marc Viaplana y Raj Kuter. Grupo de afinidad Quico Rivas, Barcelona (2011)

La verdad sobre los perros. Stephen Budiansky. Planeta Divulgación, Barcelona (2002)

Evolución y modificación de la conducta. Konrad Lorenz. SIglo XXI, Madrid (1976)

Esquizofrenia y arte. Leo Navratil. Biblioteca Breve de Bolsillo. Seix i Barral, Barcelona (1972).

Historia de las principales monedas. René Sédillot. Punto Omega/Guadarrama, Madrid (1975)

Mecánica, calor y sonido. Isaac Maleh. Editorial Labor, Barcelona (1974)

Le curieux sofa. Edward Gorey. Ed. Gallimard, Paris (1995)

Los Planetas. Dava Sobel. Anagrama, Barcelona (2006)

El mundo en el oído. Ramón Andrés. Acantilado, Barcelona (2008)

Las motivaciones inconscientes en la toma de decisiones. Ramon Meseguer. Editorial Dirosa, Barcelona (1977)

(Yo creo que cualquiera de estos libros puede proporcionar intensos momentos de activa calma. Los hay largos y cortos y hasta uno de dibujos. Aparte de éste, no hay ninguna novela, que parece un género más bien para el resto del año. Son libros de ensayo, historia y divulgación, cosas que suelen seducir mejor en contextos inhabituales. Las ediciones que se indican son las que yo tengo, quizá los libros más antiguos hayan sido reeditados después, si no, deberían poder encontrarse en iberlibro.com )

La langosta se ha posad

La langosta se ha posado. Nau Coclea, Camallera (2003)

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

§ 2 respuestas a Lecturas de verano.

  • Rafa dice:

    Gracias, Nubla. Tomaré nota, aunque no de todos ellos. Algunos se prometen interesantes.

    Por mi parte, te recomendaré un libro muy curioso: SERENDIPIA ‘Descubrimientos accidentales de la ciencia’, de Boyston M. Roberts, El libro de bolsillo, Alianza Editorial, Num. 1557. La edición que yo tengo es de 1989.

    En resumen, se trata de la tensión interior que mantiene viva la expectativa del ‘buscador’, de modo que hasta el gesto en apariencia más intrascendente, puede llegar a ser la clave que da con la solución del problema.
    Una idea aplicable, por lógica gravitatoria, a la tensión expectante del improvisador.
    Yo lo disfruté mucho.
    Un saludo

    Rafa Zaragoza

    • Victor Nubla dice:

      Serendipia, o como se decía antes, por carambola. Y tan exactos son esos accidentes como lo es desde el punto de vista físico una carambola de billar. Supongo que los improvisadores hacemos algo parecido al incorporarnos al flujo de sincronicidad, que a veces es como el descenso en canoa de un río bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Lecturas de verano. en Conócete a mí mismo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: