Bebemos el agua rojiza de los arroyos mineros

20 abril, 2014 § Deja un comentario

Tarjeta de visita

Tarjeta de visita

Esto es el fruto de una indagación penosa, una campaña agotadora, una gestión inacabable, rutinaria y veloz. Mientras nos quede el filete sanguinolento de la novedad, en tanto dure el hambre de futuro, mientras pervivan las brasas del pasado, allí estaremos. Perdón, aquí. Así se plantea la cosa, desinhibida pero contundentemente. Y con alicientes así, hay que plegarse a los designios del ingenio involuntario y al entusiasmo de las masas. Plegarse, doblarse, retorcerse de risa y designar las cosas más absurdas en nombre de alguien de quien diremos que su fotografía adorna nuestro altar casero. Nuestro espacio sagrado en miniatura. La maqueta mística de aquel rincón. Sabemos cómo se hace. Comprendemos el mecanismo. Saltamos las barreras, bebemos el agua rojiza de los arroyos mineros, distribuimos el conocimiento de las plantas y certificamos que nunca, hasta el día de hoy, nadie puso en este orden las palabras: El Kraken es La Virgen, es Venus, es la cabellera de un cometa, es la fosforescencia de las profundidades oscuras.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Bebemos el agua rojiza de los arroyos mineros en Conócete a mí mismo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: