Un hallazgo

14 diciembre, 2014 § 1 comentario

flores de un cactus

flores de un cactus

Podría ser que una imagen no explicara cuanto estoy oyendo. A cada palabra, un flash, demasiados metros de película, el aburrimiento de los niños, aceite hirviendo, la cocina de los castillos, ¿por qué? ¿Quién miente? ¿Hasta donde llega la construcción mental de la certeza de la existencia de la construcción mental? ¿Y a quién le importa? Sabemos a quién. Lo sabemos y es un conocimiento precioso. Un hallazgo y probablemente un sucedáneo de la gran fauna marina. De lo irreconocible. De aquello que guardamos mientras no vamos sabiendo lo que es. Cosas que quizá no sirvan para nada. Puro arte. Conceptual. Y otros vestigios.

¿Por dónde llegan los recuerdos? ¿En qué dirección hay que mirar? ¿Quién organiza la recepción? ¿Dónde hay que ir después? ¿Y por qué van a ayudarnos? ¿Qué nos deben? ¿Qué les debemos?

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , ,

§ Una respuesta a Un hallazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Un hallazgo en Conócete a mí mismo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: