Miscelánea de verano

4 agosto, 2016 § Deja un comentario

dues_nenes_anime

El verano es una cosa realmente portentosa. A diferencia de esos mundos neutros e indescifrables de las estaciones intermedias, es tan inconfundible como el invierno, pero no se le parece en nada. Por eso resulta tan fácil de distinguir. Uno va por ahí y ¡zas! de repente es verano. El verano nos parece un momento pasivo pero es cuando se cometen más fiestas, viajes, guerras, masacres, subidas generales de tarifas y crímenes pasionales. Antes servía para demostrar que mientras los políticos estaban de vacaciones los países funcionaban igual, pero hoy en día los políticos aprovechan el verano para trabajar porque hay más espacio en la prensa y los humoristas más mordaces sí que están de vacaciones. El verano también da cuartel a nuestros parásitos más sensibles al frío: un fabuloso mundo de insectos, arácnidos y seres más difíciles de describir se manifiesta sobre nuestra piel y la de nuestros seres queridos con una ferocidad inaudita. Otros seres tan peligrosos y más extraños aún, como las medusas, libran una silenciosa batalla de supervivencia contra el cambio climático acercándose a las playas. La ciudad se llena con el vacío de la gente que viene llena de lo que hay en donde estaban. Son los visitantes. Casi nada de lo que traen sirve aquí. Afortunadamente, gracias al chip psíquico que suministra el ayuntamiento, tardan pocas horas en identificar la pachanga e integrarse en ella.

Sigo reclamando que, ya que todo el mundo ha decidido venir a Barcelona a hacer una fiesta, al menos nos podrían haber dejado elegir la música a los barceloneses. Nos pasamos los veranos haciendo ver que somos idiotas.

Bueno, desde hace tiempo, todo el año.

Me pregunto qué consecuencias puede tener una década de idiotización cultural severa aunque no estoy inquieto porque pronto lo sabremos. A menos que, una vez llegado el momento, no lo podamos distinguir.

En todo caso, aquí va una miscelánea que puede servir para dinamizar los otros momentos del verano:

 

  1. Formas de decir “mondadientes”: stuzzicadenti en italiano, cure-dents en francés, escuradents en catalán, zahnstocher en alemán, tooth-stick en inglés, wykałaczka en polaco y Ho’-DuDwI’ en klingon.
  2.  Formas de matar a un grillo. Se consideran tres: aplastamiento, envenenamiento e incineración.
  3. Única forma de ser devorado por una cantidad no inferior a 5567 grillos adultos: pequeños mordiscos en todo el cuerpo durante al menos, según la ley de Clumb, 300 millones de milisegundos.
  4. Famosas primeras palabras. Carl Sagan: ¡Gu gu! Paracelso: ¡Gu gu! Cristóbal Colón: ¡Gu gu! Hitler: ¡Gu gu! Georges Bush: ¡Gu gu! Tirso de Molina: ¡Gu gu! Marilyn Monroe: ¡Gu gu! Jimi Hendrix: ¡Gu gu! Jack el Destripador: ¡Gu gu! Gengis Kan: ¡Gu gu! Mi vecino de arriba: ¡Gu gu! Moisés: ¡Gu gu! Cleopatra: ¡Gu gu! Hay que remontarse mucho en la vida de esos seres humanos para encontrar tal transparencia en el lenguaje, hay que acercarse lo más posible a la infancia de los artífices de nuestras civilizaciones para encontrar la expresión diáfana de la esencialidad humana. Sin pasarnos de largo, porque entonces los pillaríamos cuando aún no habían nacido. Sus primeros balbuceos pueden llenar libros y libros, pueden ser letras de pop-rock que todo el mundo memorizará, pueden ser códigos secretos… y una diversión para el verano: Imagínese a toda la gente que conoce e incluso a aquella de la que ha oído hablar, diciendo ¡Gu gu! mientras se hacen pis encima en una cuna o algo parecido. Evalúe después sus trayectorias. Compárelas con la suya. Es muy empático porque, aunque usted no puede recordar cuándo dijo ¡Gu gu!, está seguro de haber comenzado así su aventura comunicativa verbal.
  5. “A todos nos gustaría haber asistido al nacimiento de nuestra personalidad pero estábamos muy ocupados diciendo ¡Gu gu! Así forjamos el carácter, así nos enfrentamos a nuestro destino.” (Cofrade Kephet)
  6. Animales sólo visibles con prismáticos un día soleado en el zoo: ninguno.
  7. Calles llamadas Siracusa en Gràcia: una.
  8. Ciudades llamadas Siracusa en Sicilia: una.
  9. Islas llamadas Sicilia en las que hay una ciudad llamada Siracusa: una.
  10. Palabras iguales a Siracusa: Siracusa.
  11. Once palabras totalmente distintas a Siracusa: “animales”, “sólo”, “visibles”, “con”, “prismáticos”, “un”, “día”, “soleado”, “en”, “el”, “zoo”.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Miscelánea de verano en Conócete a mí mismo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: